CÓMO INCULCAR BUENOS HÁBITOS A LOS HIJOS SIN DESESPERARSE

CÓMO INCULCAR BUENOS HÁBITOS A LOS HIJOS SIN DESESPERARSE

Silvia Álava

“La adquisición correcta de unos hábitos positivos ayuda tanto al niño como a los padres y es algo que se debe hacer desde bien pequeños. No hay que esperar a que crezcan para trabajar en conseguir buenos hábitos de higiene o para que aprendan a comer solos. Hay que tratar de favorecer su desarrollo y su correcta autonomía desde niños”, asegura la psicóloga infantil Silvia Álava en su libro “QUEREMOS HIJOS FELICES. Lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años)”.

 

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Nadie dijo que tener un bebé fuese fácil y por supuesto, hay que tener claro que requiere mucha paciencia. Además, cuando los niños aún son muy pequeños, necesitan constantemente del cuidado de sus padres. La autora del libro señala que “los niños necesitan aprender a controlar sus necesidades fisiológicas básicas para sentirse seguros. Por ello, desde pequeños los padres deben potenciar este aprendizaje”.

Hábitos en la comida

En el libro, Silvia Álava nos comenta que “aprender a comer correctamente en la mesa es mucho más fácil de lo que creemos si lo hacemos bien desde pequeños. Los niños pueden aprender a comer solos desde el primer año de vida, acostumbrándose al manejo de la cuchara y el tenedor.” En muchas ocasiones, por ir más rápido o por falta de tiempo, los padres les siguen dando la comida a los niños, a pesar de que ya estén preparados para comer solos, manifiesta.

Silvia Álava nos transmite algunas claves para que los niños adopten buenos hábitos en las comidas:

  • Introducir los alimentos desde pequeños
  • No «disfrazar» los alimentos
  • Según va creciendo el niño, ir triturando menos las comidas
  • No cambiar nunca la comida; el niño debe saber que no hay otra opción
  • Normalizar la ingesta de frutas y verduras y que no lo viva como algo extraño o como un castigo
  • No obligarle a comer cantidades exageradas

Además, es muy importante que el bebé sea consciente de que hay un momento dedicado en exclusiva a la comida.

Hábitos en la higiene

“A partir de los dos años de edad los niños están preparados para controlar el pis durante el día y en muchos casos también durante la noche. Un buen momento para quitar el pañal es aprovechar el verano y el buen tiempo, para evitar que se queden fríos si se mojan. Durante este proceso, en ocasiones se les escapará el pis, pero los padres nunca deben regañarles y mucho menos ridiculizarles por esto”, asegura la psicóloga.

En su opinión, a los niños al principio les puede costar quedarse sentados en el orinal; en estos casos la función principal de los padres es acompañarles y no meterles prisa y, ante todo, reforzarles y premiarles cuando consiguen hacerlo en el orinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.