Claves para lucir una piel sana y bonita en verano

Claves para lucir una piel sana y bonita en verano

Meritxell Martí

¿No quieres descuidar tu piel en vacaciones? ¿Deseas que ésta se muestre sana y bonita en verano?

¿Qué hidratante me conviene para mi tipo de piel? ¿Es necesario usar sérum? ¿Son efectivas las cremas para el contorno de ojos? ¿Qué mascarilla o exfoliante debo utilizar?

Con la llegada del verano, parece que la mayoría de nosotros nos preocupamos más que nunca por nuestra estética. Lucir bellos y saludables se convierte en uno de los objetivos primordiales de alcanzar en el verano.

Es cierto que deseamos alcanzar aquella piel sana y bonita que soñamos, pero, en ocasiones, no disponemos del tiempo suficiente para acudir a un centro de estética y poner remedio a nuestro problema. Sin embargo, algunos desconocen que es posible poder conseguir por nosotros mismos un rostro hidratado sin tener que salir de casa.

Lo mejor es seguir una rutina diaria de mantenimiento, un tratamiento semanal a base de mascarillas o peelings, y otro tipo de tratamiento cada quince días o mensual, como algún peeling más profundo o una higiene de cutis en casa.

Esta rutina es siempre la misma, independientemente del tipo de piel que se tenga. Hay que comenzar por la limpieza y la hidratación, a continuación la aplicación de sérum y otros tratamientos, y finalizar con la crema. No obstante, se deberá elegir el producto adecuado para cada tipo de piel (piel con tendencia grasa, piel normal con tendencia mixta o piel seca).

Portada

 

Limpieza, el primer paso

Sin duda, la limpieza es el punto clave de la rutina diaria y debe ser el paso que más tiempo se le dedique. Para su correcta eficacia, es fundamental hacerlo por la mañana y por la noche, al acostarse y al levantarse.

Gracias a una buena limpieza, conseguiremos mantener a nuestra piel libre de aquellas sustancias externas que lo puedan agredir. Una piel sucia, llena de células muertas y no deseadas, es una piel apagada, en la que el poro se hace visible y aparece la deshidratación, la textura es áspera y poco elástica.

Aunque pueda dar pereza, si se ha utilizado maquillaje, es obligatorio eliminarlo. Es un acto imprescindible para lucir una piel bonita, ya que si no los pigmentos y componentes químicos que contiene van a permanecer en la piel, y no hay que olvidar que durante la noche tiene lugar la regeneración del organismo, incluida la piel.

Si no nos olvidamos de limpiar nuestra piel, lograremos que ésta sea más receptiva a los tratamientos posteriores, además de que el poro se mantenga limpio y cerrado.

Protección, hidratación y nutrición

El segundo paso consiste en hidratar, nutrir y tratar a nuestra piel con los activos más adecuados que precisemos según su estado. La hidratación aporta humedad a la piel y la protege de factores externos agresivos. Del mismo modo, proporciona elasticidad a la piel y mejora las arrugas porque está menos tensa y más suave. Por su parte, una mala nutrición de la piel dará lugar a una textura áspera y poco flexible.

Las cremas que aportan lípidos debemos aplicarlas por las noches, pues suelen dejar la piel demasiado grasienta y brillante –aunque, al día siguiente, la piel se muestra mucho más flexible-. Durante el día, las cremas hidratantes serán la mejor opción, pues la piel habrá captado estos activos.

En caso de tener fisuras en alguna parte de nuestro cuerpo, como en manos o pies, será recomendable una crema nutritiva, con activos como la lanolina, el aceite de argán o la manteca de karité.

Exfoliación

Éste es el tercer paso que no debe ser olvidado. No se debe realizar cada día, a no ser que se trate de un tratamiento específico, como un antiarrugas con algún tipo de ácido (AHA).

Lo más efectivo es realizar este proceso al menos una vez a la semana. En caso de que se tenga una piel más grasa, lo ideal será dos veces, y siempre mejor por la noche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.